Vic, Sitges, Rocafort, Mura… 11 ciudades y pueblos bonitos cerca de Barcelona

Vilafranca del Penedés
Vilafranca del Penedés (Barcelona). Autor: Turismo de Vilafranca del Penedés.

Si estás pensando en visitar Barcelona (Cataluña), te invitamos a descubrir lugares excepcionales donde escapar y enamorarte a menos de una hora de la Ciudad Condal.

Ciudades en las que quizás nunca has estado te esperan para mostrarte su carácter. A la orilla del Mediterráneo, las villas marineras lo tienen todo para seducirte. Y, por último, adéntrate en pueblos con mucho encanto para desconectar de todo y detenerte en el tiempo.

La Agencia Catalana de Turismo recomienda algunas de las más bonitas ciudades y villas cercanas a Barcelona:

– Vilafranca del Penedès a tan solo 50 km de Barcelona es un lugar ideal para pasear entre viñedos y descubrir los secretos del vino y del cava. Consulta todas las actividades exclusivas que puedes hacer en las bodegas en: www.enoturismepenedes.cat

– Terrasa, otra ciudad con caràcter donde sumergirse en su arquitectura y cultura. Entre su riqueza patrimonial destacan obras maestras del modernismo como el Vapor Aymerich, Amat i Jover, la Masia Freixa y la Casa Alegre de Sagrera. La ciudad posee un elemento excepcional del patrimonio histórico y artístico de Cataluña: el conjunto de iglesias visigóticas de Sant Pere, Sant Miquel y Santa Maria.

Plaza Mayor de Vic
Plaza Mayor de Vic (Barcelona). Autor: Josep Monter (Pixabay).

– Vic, la capital de Osona, es una ciudad pequeña, plácida y cómoda que conserva un importante patrimonio histórico y artístico. El casco antiguo, de trazado medieval, alberga obras maestras de todos los estilos arquitectónicos: un templo romano del siglo I, el campanario románico de la catedral, su claustro gótico y las murallas medievales, así como numerosos edificios barrocos y destacados ejemplos de modernismo. El Museu Episcopal de Vic, declarado de interés nacional, muestra una colección excepcional de arte medieval. Además, en Vic podrás disfrutar de su gastronomía local visitando las fábricas tradicionales donde se hace el típico salchichón y saborear el producto de la tierra en los restaurantes del colectivo “Osona cuina” (Osona cocina).

Pueblos con encanto cerca de Barcelona:

Mura (Barcelona)
Mura (Barcelona). Las construcciones de sus casas antiguas te invitan a pasear y perderte por sus calles de cuento. Autor: Xavi García (Wikipedia).

Mura: Descubre el pueblo con encanto de Mura, escondido entre la naturaleza del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, a 57 km de Barcelona y con unas carreteras panorámicas de fotografia. En Mura el verde predomina el paisaje y las construcciones de sus casas antiguas te invitan a pasear y perderte por sus calles de cuento. Paseando por su núcleo histórico se encuentra el restaurante Cal Calter dónde se puede disfrutar desde una cocina tradicional hasta cocina de mercado con productos locales y de temporada.

El encanto medieval de Mura trasciende hasta sus dos pueblos vecinos. Talamanca Rocafort.

Talamanca (Barcelona)
Talamanca (Barcelona). Autor: Wikipedia.

La población de Talamanca esconde los secretos mejor guardados de la guerra de Sucesión tras la que el pueblo perdió su castillo. El actual es una reconstrucción del siglo XVIII, pero ofrece la posibilidad de adentrarse en la historia de este pueblo de origen medieval. Precisamente, en este entorno se encuentra el Centro de Interpretación de la Batalla de Talamanca, donde, según las crónicas de la época, lucharon más de cinco mil soldados durante un día entero.

Por otro lado, Rocafort es conocida por el puente que atraviesa el río Llobregat para seguir el antiguo camino real. Inicialmente salvaba el río un puente de madera, sustituido por un espectacular puente de piedra de 130 metros durante la época romana, que recibió el nombre de puente de Villa Amara (ciudad sumergida).

Rocafort también cuenta con uno de los edificios más emblemáticos del prerrománico de Cataluña (la iglesia de Santa Maria de Matadars, del siglo x).

Para los amantes del enoturismo hay una ruta circular para hacer a pie o en bicicleta por los tres pueblos dónde descubrir las famosas tinas de la comarca del Bages

Déjate sorprender por la originalidad y inmensidad de este antigo sistema de almacenamiento de vino y para finalizar el día, degusta la DO de la comarca del Bages con la uva autóctona como la Picapoll, Picapoll Negro, Sumoll o Mandó. Hay muchas y diferentes actividades enoturísticas para descubrir el patrimonio vitícola de la zona.

Por ejemplo, en Oller del Mar durante en verano se puede asisitir a sus conciertos al aire libre a la vez que degustar uno de sus inconfudibles vinos de DO.

Barrios y villas marineras cerca de Barcelona:

Sitges (Barcelona, Cataluña)
Sitges (Barcelona, Cataluña). Autor: Wikipedia.

– Sitges: Es un municipio situado a 36 kilómetros al sureste de Barcelona, en la comarca del Garraf. Sitges es sinónimo de cultura, cuna del Modernismo y ciudad de cine. Con playas únicas y más de trescientos veinte días de sol al año, sus tradiciones y sensibilidad artística se combinan con museos y palacetes, auténticas joyas arquitectónicas.

La oferta museística es amplia, destaca el Museu Cau Ferrat, que fue la casa y estudio de Santiago Rusiñol y El Museu Maricel que reúne obra medieval donada por el doctor Pérez Rosales. En torno al patrimonio de Sitges se lleva también a cabo regularmente la Ruta de los Americanos. Sigue los pasos de los Sitgetans que volvieron de las Américas después de hacer fortuna ahí.

– Vilanova i la Geltrú: Conocida como La Habana chica en el siglo xix, Vilanova i la Geltrú es hoy una de las principales capitales de la cultura popular y tradicional de Cataluña situada a menos de una hora de la bulliciosa Barcelona.

Su espléndido paseo marítimo, donde conviven con armonía construcciones de estilo colonial con las casas de pescadores, su Rambla, eje social y comercial de la ciudad, y su amplia oferta gastronómica de cocina marinera y xató, hacen de Vilanova un lugar para ir y para visitarlo de nuevo. Vilanova y la Geltrú cuenta con el distintivo otorgado por la Agencia Catalana de Turismo de “Playas en Família”.

– Arenys de Mar: Situado en la zona costera de la comarca del Maresme, al noreste de Barcelona, Arenys de Mar es una población tradicionalmente marinera, con un rico patrimonio arquitectónico y festivo.

Esta villa atesora joyas como el retablo barroco de la iglesia de Santa Maria, un cementerio monumental, la antigua fábrica de licor Calisay o el Museo Marès del Encaje. Pasear por la riera, eje vital y comercial de la población, caminar por los llamados rials (caminos de tierra por los que discurre el exceso de agua hacia el mar) o probar platos marineros en los restaurantes del puerto tras visitar la lonja del pescado son algunas de las actividades que invitan al visitante a descubrir Arenys de Mar.

– Sant Pol de Mar: A 50 km de Barcelona, descubrimos un antiguo pueblo de pescadores, de casas blancas y calles estrechas y tranquilas, de calas rocosas y playas de arena granulada bañadas por aguas cristalinas.

Sant Pol de Mar invita a perderse entre sus calles para descubrir sus tesoros mejor guardados: Fachadas modernistas, indianas, de tradición marinera, novecentistas, jardines decorados con fuentes y palmeras al puro estilo americano y edificios ligados a la tradición marinera de la localidad. Disfruta de los rincones más auténticos de una villa marinera a la vez que saboreas la cocina autóctona y tradicional, basada en la dieta mediterránea. Sant Pol de Mar no te dejará indiferente.