Te llevamos, de norte a sur, por la ruta Vía de la Plata

Sevilla, un destino en la ruta de la Vía de la Plata

Recorremos España, de norte a sur a través de la Ruta Vía de la Plata en un viaje donde historia, cultura, gastronomía, tradiciones y deporte se dan la mano. ¿Nos acompañas?

Barrio judío Hervás Cáceres Ruta Vía de la Plata 1 2
Descubriendo el barrio judío de Hervás, Cáceres, en el trayecto de la ruta Vía de la Plata

Este itinerario que comprende 4 regiones y 7 provincias, en un eje de más de 800 kilómetros, sirvió, desde la Edad de Bronce, como una de las vías de comunicación más importantes de los pueblos ibéricos. A día de hoy es eje vertebrador de una ruta que conecta recursos históricos, naturales, culturales, y multitemáticos de las diferentes zonas geográficas que la componen, y permite visitar varios de los sitios Patrimonio de la Humanidad que hay en España.

Octavio Augusto Gijón Asturias Ruta Vía de la Plata 1
Estatua de Octavio Augusto, Gijón, Asturias

La Ruta Vía de la Plata se convierte en uno de los ejemplos más importantes de Rutas Culturales de España. Su nombre, lejos de lo que muchos piensan, se debe al término árabe “BaLaTa”, que hace referencia al camino empedrado que componía esta mítica calzada romana que recorre España de norte a sur a lo largo de más de 800 kilómetros de recorrido. Los más de 100.000 kilómetros cuadrados que componen su extensión ofrecen al viajero el disfrute de los numerosos recursos históricos, naturales, culturales y multitemáticos de las 4 regiones y 7 provincias —Sevilla, Badajoz, Cáceres, Salamanca, Zamora, León y Asturias— que la componen.

Un viaje maravilloso a través de la naturaleza

Miliario Romano Béjar Salamanca Ruta Vía de la Plata 1
Miliario Romano, Cáceres

Uno de los claros recursos con los que cuenta esta ruta es la naturaleza. Desde zonas marítimas a cursos fluviales, pasando por montañas y valles, la Ruta Vía de la Plata alberga una gran riqueza ecológica y una enorme variedad de paisajes. Comenzando por la Vega del Guadalquivir, en Andalucía, pasando por sierra Morena, surcando las dehesas Guadiana y Tajo, alcanzando las llanuras cerealistas de Castilla y llegando a la cordillera Cantábrica como paisaje verde junto al mar Cantábrico. La Ruta Vía de la Plata cuenta en su itinerario con cuatro Reservas de la Biosfera y dos Parques Naturales, junto a numerosos parques que hacen de este lugar un viaje maravilloso para los amantes de la naturaleza.

Un crisol de culturas

Santa Cristina de Lena Asturias Ruta Vía de la Plata 1
Ermita de Santa Cristina de Lena, Asturias. Patrimonio de la Humanidad.

La cultura también tiende la mano a los visitantes de la Ruta Vía de la Plata. Los viajeros podrán contemplar y aprender de los numerosos vestigios presentes de diferentes épocas históricas. El legado árabe de Andalucía se da la mano con el prerrománico asturiano, pasando por el romano extremeño o por el gótico zamorano y el barroco sevillano. Todo ello sin mencionar los numerosos ejemplos de arquitectura contemporánea que han ido llegando a lo largo y ancho de la Ruta.

Aventura sobre dos ruedas

Acueducto Mérida Badajoz Ruta Vía de la Plata
Acueducto de Mérida, Badajoz

Además, la Ruta Vía de la Plata es un recorrido de ensueño para los amantes del deporte. Las características de su trazado e infraestructura sirven para que la bicicleta sea también protagonista de este histórico itinerario, que puede realizarse en unos doce días. También el senderismo tiene un hueco importante en la Ruta Vía de la Plata, por lo que recorrerla a pie o pasearla y detenerse en sus senderos se convierten en imprescindibles para admirar los bellos paisajes que alberga. El medio acuático, los campos de golf y las estaciones de esquí también están presentes a lo largo de la Ruta. Y, cómo no, los amantes del motor sobre dos ruedas encontrarán también un itinerario espectacular para recorrer en moto.

Ya sólo por comer, merece la pena el viaje

serrano ham 2252228 1920
Gastronomía de la ruta Vía de la Plata. Imagen de Miguel Muñoz Hierro en Pixabay

Y, para reponer fuerzas, en cualquier lugar de la Ruta encontraremos una gastronomía con sello propio. Tres denominaciones de origen se encuentran en la Ruta Vía de la Plata, junto a más de 60 productos también con denominación de origen, indicación geográfica o marca de garantía, sellos que aseguran que hacer un alto en el camino para degustar sus platos es también sinónimo de calidad.