8 alojamientos en la República Checa (que nos han encantado) y que nada tienen que ver con un hotel convencional

Te mostramos 8 propuestas de alojamiento que puedes encontrar en la República Checa y que son el mejor complemento a un viaje por el país. ¿Te imaginas dormir en una burbuja de cristal, en una casa flotante, en un pajar o en la copa de un árbol? Todos los hoteles que te mostramos convertirán tu viaje por Chequia en una experiencia aún más intensa.

Alojamiento glamping, ¡esto sí que es relax!

Altany Orlice

Aquí no existen las paredes, pura naturaleza fundida con los espacios privados ofreciendo el denominado “glamping”. Este concepto que engloba lo mejor del camping, el contacto con la naturaleza, y el confort de un hotel de lujo cuenta con excelentes referentes en la República Checa. Te animamos a dormir en las cabañas acristaladas de Altány Orlice, cerca de Hradec Králové, donde estos cubos de cristal se integran en un paisaje boscoso junto al río. La experiencia de ver cómo amanece junto al cauce, una cena romántica con los pies en el agua o disfrutar de una sauna finlandesa al anochecer son algunas de las cosas de las que puedes disfrutar y no olvidarás nunca.

En camping con forma de iglú

Glamping Brdy 1

Paredes transparentes en forma de iglú, así son los alojamientos del Glamping Brdy, muy cerca de Příbram (en Bohemia Central). Si vas con niños, este hotel es lo más. Pero sobre todo es ideal para un viaje en pareja, ya que podréis practicar las acampadas infantiles (rememorando vuestra infancia) pero añadiendo ciertos caprichos, como una coqueta chimenea donde tomar una copa de vino mientras se ven las estrellas, una sauna, o un baño en el interior de un barril de madera.

En mitad del bosque

Maringotka Pomnenka

Y si el auténtico lujo “glamping” se entiende como un rincón confortable donde aislarse del mundo, la mejor opción es Maringotka Pomněnka. Este habitáculo que permite una total desconexión, nos recuerda a un “hide” de observación de aves en mitad del bosque.

Alojarte en un árbol, un sueño que puedes hacer realidad

GreenValleyResort

La experiencia de alojarse en una cabaña en un árbol es una de las más demandadas en los últimos tiempos, no sólo por familias sino también por parejas que buscan un nido de amor. ¿Quién no ha soñado con ello alguna vez? despertar escuchando a los pájaros, admirar el bosque desde lo alto. En Chotýšany, a menos de una hora de Praga, se sitúa Green Valley Resort, que cuenta con una bonita cabaña de madera con todas las comodidades, y asistencia con cestas de desayuno, cenas románticas… Y además, harás ejercicio ya que hay que subir una escalera de caracol para llegar a la plataforma ubicada a 9 metros de altura.

Dormir en una casa flotante

VIPLiving HouseBoat

¿Qué te parecería dormir en Puerto X, un alojamiento ideado por los arquitectos checos de Atelier SAD que aúna arquitectura y diseño? Esta casa flotante de 150 m2 se encuentra en Holešovice, el Art District de Praga, un lugar ideal para conocer la cara más moderna de la capital. Sin salir de Praga, también se puede dormir en una casa flotante cerca de Vyšehrad. La VIPLiving Houseboat tiene 12 metros de largo y permite navegar por el río Moldava para admirar desde la cubierta el Castillo de Praga y al casco antiguo.

En medio de un lago

Vodni domky Cejkovice

Otra recomendación para amantes del agua se encuentra a 5 kilómetros de České Budejovice (Bohemia del Sur) y su entorno es completamente diferente. Se trata de cabañas situadas sobre plataformas en un lago donde el chapoteo del agua y el canto de los pájaros serán la principal banda sonora de tus vacaciones. Vodní domky Čejkovice es un alojamiento sólo para adultos donde desconectar, y pescar la cena desde el porche de casa.

El encanto de una cabaña

01 Cimra bude

La magia del entorno se traslada también a su interior, donde además se cuida cada detalle. Además, en este alojamiento se emplean únicamente materiales naturales. Cimra Bude, en la región de Liberec, cuenta con una decoración bohemia –y con cierto toque retro– que te enamora nada más llegar. Es la propuesta ideal para dos tipos de viajeros: los ecológicos y los más románticos.

En un molino

Resort Mlyn Cernovice

Para visitantes que no desean diseño ni caprichos de reyes, sino que prefieren dormir en espacios marcados por cultura y tradición, sin estar exentos de encanto o detalles entrañables. Para alojarse en un molino hay que dirigirse a la región de Vysočina, donde se encuentra el Resort Mlýn Černovice, un rincón encantador que recuerda a la Provenza o a una cottage inglesa pero que transmite la esencia de Chequia. Garantizado el sonido del agua y el croar de las ranas, pero estos no son los únicos atractivos de este molino. Además podrás disfrutar de la exquisita gastronomía checa en un entorno de relax.

Otros reportajes sobre la República Checa que también pueden interesarte: