Qué ver y qué hacer en los 5 pueblos con más encanto de Madrid

Con la movilidad restringida y la Semana Santa en puertas, es un buen momento para hacer turismo de cercanías y recorrer algunos pueblos de Madrid que sobresalen por su encanto.

Buitrago de Lozoya, historia en un entorno privilegiado

panoramica buitrago

Un paisaje medieval, un recinto amurallado de origen árabe y un Alcázar son algunas de las magníficas cosas que nos esperan en este pueblo madrileño sobrado de razones y belleza para animarnos a hacer una visita.

Buitrago invita a descubrirla a pie, comenzamos por la plaza de la Constitución, conocida popularmente como plaza de la Bellota, de aquí nos dirigimos hacia el puente del Arrabal o puente Viejo (siglo XIV-XV) donde Buitrago nos regala una de sus postales más bonitas desde el lado oeste del recinto amurallado.

Callejeando llegamos hasta llegar al Jardín Medieval, desde el cual podemos acceder al adarve de la muralla. De nuevo unas vistas increíbles, esta vez de los Canchos, paraje situado al otro lado del río Lozoya.

En frente, el Castillo de Buitrago de Lozoya, construido después de la muralla y que data del siglo XV, aunque se cree que previamente aquí se alzaba otra fortaleza de la época musulmana.

Y si quieres conocer de primera mano los secretos que se urdían dentro de esta fortificación, puedes asistir a una visita teatralizada con una guía de excepción:  Juana ‘La Beltraneja’, uno de los muchos personajes históricos que han habitado este castillo.

Santa Maria del Castillo
Iglesia de Santa María del Castillo.

Además, no te pierdas  la iglesia mudéjar de Santa María del Castillo y el museo dedicado a Picasso, con 75 obras originales del pintor que pertenecen a la colección de Eugenio Arias Herranz, barbero y amigo de Picasso exiliado en Francia y que decidió cederlas a su pueblo para crear este museo.

Cómo llegar: A unos 80 kilómetros de Madrid en coche, por la A-1. También puedes llegar en autobuses interurbanos, desde Plaza de Castilla (Bus 191).

Navalcarnero, el elegido por el rey Felipe para casarse

navalcarnero jc nov 2018 art
Imagen: Juan Castro.

¿Sabías que Navalcarnero es un pueblo con mucha historia? Situado en el suroeste de la Comunidad de Madrid, entre los ríos Guadarrama y Alberche, ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos, como la boda del rey Felipe IV con su sobrina Doña Mariana de Austria, gracias a la cual se le concedió el título de “Villa Real”.

Esta localidad es perfecta para una escapada rural al ser una de esas localidades que todavía mantiene el sabor de auténtico pueblo. Comenzamos la visita por la plaza de Segovia (llamada así porque en el pasado perteneció a esta ciudad). La plaza empedrada y con pórticos, cuenta con edificios del siglo XVI muy bien conservados.

No te pierdas la ermita de San Cosme y San Damián. Y si vas con niños, les encantará hacer la ruta de las esculturas, que se encuentran en distintas calles.

Y a la hora del comer, no dejes de probar su gastronomía. Te recomendamos la “Olla del Segador”, un tipo de cocido madrileño, pero con garbanzos de la zona.

Cómo llegar: A 35 kilómetros de Madrid, por la autovía A-5, salida en el kilómetro 31.

Patones (de arriba), un pueblo con un halo de misterio

20180729 154359

Este pueblo medieval, famoso por sus casas de pizarra negra y sus calles empedradas, es una de las elecciones preferidas de los madrileños para escapar de la ciudad. Y también es uno de los pueblos mejor conservados. Si algo llama la atención es cómo a determinadas horas, sobre todo cuando cae la tarde, Patones se reviste de una atmósfera mágica y muy especial. Especialmente si consigues verlo sin apenas gente. Lo ideal es intentar ir entre semana, porque los fines de semana tiene regulado el acceso y se convierte en un hervidero de gente.

Es importante ir provisto de calzado cómodo porque te esperan continuas subidas y bajadas. Empezamos el recorrido por la plaza del Llano, y subimos por la empinada calle Azas. Durante el paseo te irás encontrando con distintos restaurantes, lo mejor es que aproveches para reservar, si no quieres quedarte sin sitio.

La escapada a este municipio no solo merece la pena por descubrir el pueblo, también por el magnífico entorno que lo rodea.

Atazar

Otros sitios de interés cerca son el embalse de El Atazar y la cueva del Reguerillo, con grabados rupestres prehistóricos.

Cómo llegar: Por la carretera de Burgos, a unos 70 kilómetros.

Chinchón, una plaza mayor de película

plaza mayor
Plaza Mayor de Chinchón. Imagen: Turismo de la Comunidad de Madrid.

Por su plaza lo conoceréis. ¿Qué tiene Chinchón para haber sido elegido por Hollywood y el cine patrio como escenario de numerosas películas? ‘Rey de Reyes’, ‘Yo me bajo en la próxima y usted?’, ‘Espérame en el cielo’ y un largo etcétera, que han llevado a estrellas como Rita Hayworth o Claudia Cardinale a enamorarse de este pueblo y de su espectacular plaza medieval.

Conocido en el mundo entero, la razón la encontramos en que es uno de los pueblos más bonitos del mundo, y de España. Lo mejor es descubrir Chinchón a un ritmo lento, paseando por sus calles y disfrutando de su historia y arquitectura.

A lo largo del tiempo, la plaza Mayor de Chinchón ha tenido diferentes usos: celebraciones taurinas, corral de comedias, carnavales, además de ser el lugar donde se lleva a cabo el Mercado Medieval en conmemoración de una de las visitas que realizaron los Reyes Católicos.

La plaza es también una opción ideal para comer, ya sea en las terrazas o incluso en algunos de los balcones que dan a la plaza.

castillo condes
Castillo de los Condes, Chinchón.

Y antes de irte, acércate hasta el Castillo de Chinchón o castillo de los Condes (una caminata de apenas 15 minutos a pie), actualmente propiedad privada, y desde donde podrás disfrutar de una vista general del pueblo. Es una de las dos fortalezas del municipio, junto con el castillo de Casasola.

castillo casasola
Castillo de Casasola, Chinchón.

Cómo llegar: A 45 km al sureste de Madrid. A unos 50 kilómetros de Madrid, por la M-505, o la M-503

San Lorenzo del Escorial, la joya de la corona

F43

La Octava Maravilla del Mundo está en Guadarrama, poderosa razón para visitar este pueblo lleno de encanto y elegancia. Con el Monasterio del Escorial como su joya arquitectónica en medio de un entorno natural excepcional. Mandado construir en 1563 por Felipe II, toca desmontar la popular leyenda de que ‘dura más que las obras del Escorial’, ya que fue terminado en el breve período de 20 años.

El Monasterio es uno de esos lugares a los que siempre apetece volver. Te recomendamos una visita guiada por Palacio de los Austrias (muy austero), el Palacio de los Borbones y la Sala de las Batallas, y por supuesto la Biblioteca (quizá la estancia más impresionantes de todo el recinto). Y para terminar los Panteones, donde se encuentran enterrados los Reyes.

F46

El entorno natural que rodea el municipio bien merece una ruta, lugares como El Paraje Pintoresco del Pinar de Abantos y Zona de La Herrería es un espacio natural protegido, o el Bosque de la Herrería, perfecto para pasear con tranquilidad mientras disfrutas de los castaños y robles que llenan el recinto. Te proponemos terminar la jornada en la zona con una visita a la sillita del Príncipe para admirar la grandiosidad del monasterio desde lo lejos.

Cómo llegar: Por la A-6 , a 60 kilómetros de Madrid. También puedes ir en bus, o en tren de cercanías desde Madrid (se tarda poco más de una hora).

Consulta aquí otros reportajes sobre pueblos en España y el mundo que te pueden interesar.