Lo mejor de Aranjuez, qué ver, qué hacer y qué comer

Palacio Real de Aranjuez
Palacio Real de Aranjuez. Turismo Comunidad de Madrid

En el fértil valle que forman las cuencas de los ríos Tajo y Jarama, en un privilegiado escenario natural y cultural se encuentra la Villa de Aranjuez (Madrid). No es de extrañar por ello que los diferentes monarcas españoles lo eligieran como lugar de descanso.

El lugar más importante y conocido de Aranjuez es el palacio real. A partir de él se construyó y creció la ciudad.

Los jardines del palacio han sido inscritos junto al entorno natural que rodea el municipio, en el que se encuentran las vegas y los huertos históricos, en 2001 en la lista de la UNESCO como Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad.

Visita guiada: recomendable

Cada año, miles de visitantes acuden a conocer su historia, su cultura, su gastronomía, su legado y sus incomparables paisajes. Por todo ello, Aranjuez en un lugar donde se recomienda realizar visitas guiadas, porque los guías oficiales pueden explicarnos muchas cosas sobre la historia de la villa, las intrigas de palacio o las estatuas de los jardines.

Jardin de la Isla grande
Jardín de la Isla (Aranjuez). Turismo de Madrid.

Ruta Monumental

El casco antiguo de Aranjuez ha sido declarado Área Histórico-artística. Un lento paseo por sus calles supone disfrutar de una singular muestra del urbanismo barroco. Merece la pena pasear y disfrutar de sus grandes casas, edificios con patios, cúpulas, palacetes, conventos, balcones, plazas y calles espaciosas que son testimonio de cuatros siglos de historia.

Casa de los Infantes de Aranjuez

Algunos de los lugares emblemáticos son la Casa de Oficios y Caballeros y la Casa de los Infantes, que bordean la plaza de San Antonio y a la que dan sus maravillosos soportales

La Casa de Oficios y Caballeros
La Casa de Oficios y Caballeros

También resulta muy interesante la visita al jardín de Isabel II (1830) pegado al Palacio Real (que también se puede visitar).

Palacio Real de Aranjuez
Palacio Real de Aranjuez. Ayuntamiento.

Podemos seguir nuestro paseo hacia el Teatro Real, la Plaza de la Constitución, el entro neurálgico de la ciudad, así como por el Mercado de Abastos( de estilo neomudéjar), y el Ayuntamiento construido en 1786.

Gastronomía local

Mercado de Abastos de Aranjuez
Mercado de Abastos de Aranjuez, donde se pueden comprar productos gastronómicos típicos del municipio.

Durante este paseo por Aranjuez encontraremos numerosos restaurantes. Entre la gastronomía local destacan productos de las huertas de Aranjuez, especialmente sus espárragos, fresones y fresas, que son una delicia para el paladar.

El espárrago ribereño, traído de Holanda en el S. XVIII, es una exquisitez tanto si viene acompañado de mahonesa, como si prepara en vinagreta, revueltos, en tortilla, gratinados, a la plancha, en gazpacho, en salsa…

En Aranjuez también presumen de sabrosos tomates, alcachofas, pimientos, lechugas, coliflores, coles de bruselas, habas, acelgas…

Y para los amantes de la carne, en Aranjuez se debe probar el faisán, el ave más representativa de los frondosos bosques. También son excelentes las codornices, perdices o el conejo ‘al ajillo’ del que se puede disfrutar en los populares “gangos” o merenderos, que a orillas del río ofrecen un ambiente fresco, tranquilo y familiar.

Puente sobre el río Tajo (Aranjuez)
Puente sobre el río Tajo (Aranjuez)

Senderismo o piragüismo en aguas del Tajo

Si quieres hacer algo diferente, aprovecha la variada oferta de turismo activo y de naturaleza, en la que no falta el senderismo o el piragüismo en aguas del Tajo. Si buscas un plan más relajado, prueba a dar un paseo en barco por el Tajo o a recorrer los jardines en chiquitrén, recomendable a cualquier edad aunque sin duda hará las delicias de los más pequeños.  

Piraguas sobre el río Tajo (Aranjuez)
Piraguas sobre el río Tajo (Aranjuez)

¿Cómo llegar a Aranjuez?

Desde Madrid el Tren de la Fresa es lo ideal (si circula). De lo contrario, los trenes de la línea C-3 de Cercanías Renfe salen regularmente de la estación de Sol. Por carretera hay que tomar la A-4 (carretera de Andalucía), km-50.

Tren de la Fresa

Tren de la Fresa entre Madrid y Aranjuez
Tren de la Fresa entre Madrid y Aranjuez

Desde 1984 se rememora el trayecto Madrid-Aranjuez con el Tren de la Fresa, cuya ambientación recuerda los viajes del siglo XIX. Los vagones de madera son una réplica exacta de los originales y las azafatas están vestidas con trajes de época.

El Tren de la Fresa sale por la mañana de la antigua Estación de Delicias, hoy Museo del Ferrocarril y llega a la Estación de Aranjuez, donde se inicia un recorrido guiado por el Municipio y, el Palacio Real.

Luego hay tiempo libre para recorrer los jardines y se regresa a Madrid por la tarde. El transporte y las entradas están incluidas en el precio global. 

Más informaciónRenfe-Tren de la Fresa

También se puede ir en autobús con las empresas SAMAR y AISA. Salidas desde Méndez Álvaro, Legazpi y Doce de Octubre. 

Relax de los Reyes Católicos, los Austrias y los Borbones

A finales del siglo XV, Aranjuez fue designado Real Sitio por los Reyes Católicos, que solían frecuentar el municipio para relajarse. Pero fueron los reyes de la Casa de Austria los que comenzaron la construcción de palacios y jardines. Durante el reinado de Felipe II, se construyeron unos aposentos reales que fueron destruidos por un incendio en 1665. En esta época también se inauguró el primer jardín botánico.

La Casa de Borbón también mostró predilección por el lugar. A fin de mostrar su gratitud por al pueblo de Aranjuez por su apoyo durante la Guerra de Sucesión, Felipe V convirtió el pueblo en un centro real y construyó parques, monumentos, jardines e iglesias siguiendo las últimas corrientes artísticas del momento.   

Esplendor con Carlos III y Carlos IV

Aranjuez alcanzó su momento de mayor esplendor como centro de vacaciones de la Corte itinerante durante los reinados de Carlos III y Carlos IV. Durante la segunda mitad del SXVIII se amplió el Palacio Real, se terminó el Jardín del Príncipe y se construyó la Casita del Labrador.

No obstante, fue durante el reinado de Carlos IV cuando sucedieron una serie de acontecimientos históricos de los que Aranjuez fue protagonista.

Tratado de Aranjuez: alianza con Napoleón frente a Inglaterra

Selfie en el Palacio Real

En 1801 se firmó el Tratado de Aranjuez, mediante el cual España se aliaba con Napoleón contra los ingleses.

Siete años más tarde, en 1808, tenía lugar el Motín de Aranjuez, provocado por las intrigas palaciegas contra Manuel Godoy, ministro de Carlos IV. Godoy propone a Carlos IV que embarque rumbo a América para ponerse a salvo de las tropas francesas que ocupaban España.

La noche del 17 de marzo de 1808, los seguidores de Fernando VII asaltan la Casa de Godoy, sin encontrar al ministro del rey. Dos días después, Godoy es encontrado y trasladado al Cuartel de Guardia. La intervención de Fernando VII impide que la turba linche a Godoy y, asimismo, convence a su padre para que abdique, aunque poco después tiene que dejar la corona en manos de José Bonaparte (más conocido como Pepe Botella).

Más información: Turismo de Aranjuez

Consulta aquí otros reportajes sobre Madrid: