León en un día: las 7 visitas clave para disfrutar de su cultura y gastronomía

Basílica de San Isidoro (León)
Basílica de San Isidoro (León). Autor: Wikipedia.

León, la ciudad que lideró un gran reino medieval, tiene múltiples encantos pero en un día se puede visitar y disfrutar de los principales. León, cuyo nombre en realidad procede del latín Legio (Legión) y no tiene nada que ver con el rey de los animales, es una ciudad con enorme y rica historia.

Fueron los romanos quienes fundaron de la nada León para hacer frente a las tribus astures y a los cántabros. Así, la ciudad obedece al diseño clásico romano, con dos grandes calles cruzadas y una fortificación amurallada. La actual calle Ancha, tal vez la más conocida de León, es una de esas dos antiguas calzadas romanas.

1) La catedral, visita obligada

Catedral de León
Catedral de León. Autor: Wikipedia. soloqueremosviajar.com

Si se realiza una visita de un día se puede empezar en la plaza de la Regla, donde se encuentra la catedral de León, de estilo románico y visita obligada. Sus vidrieras policromadas son únicas. Sobre ese terreno se encontraban antiguamente unas grandes termas romanas que de momento, y debido a la pandemia de coronavirus, no se pueden visitar.

La catedral sí se puede visitar y tiene un precio de 6 euros. Los grupos de más de cinco personas, jubilados y estudiantes pagan 5 euros. Para los menores de 12 años y para las personas discapacitadas el acceso es gratuito.

2) La calle Ancha

León Calle Ancha PM 34868
La Calle Ancha. Imagen: PMRMaeyaert, Wikimedia

La calle Ancha es, tal vez, la vía peatonal más relevante de León. Atraviesa el casco histórico, desde la Plaza de la Regla (donde se encuentra la Catedral) hasta la Plaza de Santo Domingo. Es una arteria comercial con numerosas tiendas y comercios. Cualquier visitante debe pasear por esa calle para palpar el ambiente leonés.

3) Los barrios Húmedo y Romántico

Picadillo de chorizo (tapa típica de León)
Picadillo de chorizo (tapa típica de León). Autor: Wikipedia.

Los barrios Húmedo (el histórico) y Romántico (el moderno) son las zonas de tapeo por excelencia de León. En el lado de la Catedral está el barrio Romántico, antiguo barrio del Cid. El barrio húmedo está a la otra parte de la calle Ancha y en él destaca la Plaza de San Martín y sus aledaños.

¿Por qué se le llama el barrio húmedo? Pues por el vino y la cerveza que consumen sus visitantes. En León, entras en un bar, pides una bebida y te sirven una tapa. En la mayoría puedes elegir entre varias (cecina, morcilla, picadillo de chorizo, croquetas…). En cambio, en otros están especializados en una sola tapa.

4) La ciudad con más bares: la cecina y los embutidos

Cecina de León
Cecina de León. Autor: Wikipedia.

León es la ciudad con más bares de España por cada mil habitantes, con más de 5. Por ello, son numerosos los que se pueden visitar en los barrios Húmedo y Romántico, pero destacan algunos como El Flechazo, cuya especialidad con las patatas con pimentón; El Tizón, con ricas tapas de embutidos; o el Rincón del Gaucho, con unas excelentes patatas con morcilla. Si buscas una rica cecina, La Bicha puede ser un buen lugar, pero hay muchos otros.

Si se quiere comer un plato típico potente sin duda es el cocido maragato, parecido al cocido madrileño pero tiene la particularidad de que se sirve al revés: primero la carne, luego las verduras y lo último la sopa.

5) Buen vino y cerveza de la tierra

En León destacan los vinos del Bierzo y también tienen cervezas propias artesanas como Kadabra, Aora o Zerep. También destaca la limonada, que no tiene nada que ver con la clásica limonada. Los ingredientes de la de León son, según aseguran a SQV, fuentes gastronómicas de la ciudad: vino, azúcar, naranjas, limones, plátano, canela en rama, algún licor -como Cointreau- y agua. Eso sí, puede haber variedades.

6) Museo Gaudí: Casa Botines

Casa Botines de Gaudí, en León
Casa Botines de Gaudí, en León. Autor: Wikipedia.

Volviendo a la parte cultural, y tras haber visitado la Catedral, paseado por la calle Ancha, y tomado unas tapas en el barrio Húmedo (o en el Romántico), se debe visitar la Casa Botines (en plaza de San Marcelo). Es uno de los tres únicos edificios que Antoni Gaudí, el genio catalán, construyó fuera de Cataluña. Los otros son el Palacio Episcopal de Astorga (también en la provincia de León) y el Capricho de Comillas (Cantabria).

En la Casa Botines, Gaudí diseñó un edificio de siete plantas inspirado en las construcciones de la burguesía barcelonesa y parisina: planta baja para los negocios, sótano para almacén, primera planta o planta noble para la residencia de los propietarios del inmueble y plantas superiores para alquilar. Gaudí diseñó la primera casa de vecinos de toda su carrera. En la actualidad acoge el Museo Gaud y está dedicado a la historia del edificio, la figura de Antonio Gaudí y el arte y la pintura de los siglos XIX y XX.

6) Convento de San Marcos

Convento de San Marcos (León)
Convento de San Marcos (León). Autor: Wikipedia. soloqueremosviajar.com

Un poco más alejado de la catedral se encuentra el Convento de San Marcos, pero se trata de una de las joyas arquitectónicas de la ciudad y merece ser visitada, al menos de forma exterior. Alberga el parador turístico de León, uno de los que tiene más encanto de España. Asimismo es una iglesia consagrada.

7) La Basílica de San Isidoro, capilla sixtina del románico

Constituye uno de los conjuntos arquitectónicos de estilo románico más importantes de España y una de las 4 joyas de León, junto a la Catedral, la Casa Botines y el Convento de San Marcos. Visitando estos cuatro monumentos, y tapeando por el barrio Húmedo, se puede ver en un día lo principal de León.

La Basílica de San Isidoro es una de las obras románicas más importantes de Europa donde destacan unos frescos con casi mil años de antigüedad. Por ello se la conoce como la capilla sixtina del románico. Está en una zona muy céntrica, en la plaza de San Isidoro.

Otros reportajes sobre León:

Consulta aquí más reportajes de Castilla y León