7 consejos para viajar con tu perro o gato

Poder combinar vacaciones y mascotas (suelen ser un perro o un gato), es una realidad gracias a la concienciación del sector turístico con este segmento. El portal TopperCan, especializado en información canina, ha elaborado una lista de consejos y prácticas que deberás tener en cuenta antes de planificar tu viaje.

1) Documentación en regla

Como las personas, los perros deben llevar sus propias credenciales personales. Entre ellas, la cartilla sanitaria actualizada, donde aparecen todas las vacunas; el certificado de buena salud, requerido antes de cualquier viaje; y el microchip identificativo, obligatorio en perros.

Todas ellas se gestionan en el propio centro veterinario y son necesarias para viajar por España. En el caso de viajes internacionales, es imprescindible que nuestra mascota cuente con su propio pasaporte (específico para Animales Domésticos). Del mismo modo que nosotros tenemos que vacunarnos para viajar a determinadas zonas, ellos también tendrán que tomar medicamentos antiparasitarios contra el Echinococcus para poder hacerlo.

Un perro disfruta de la tranquilidad del entorno montañoso. Autor: JF Brou.

2) Un destino al gusto de todos

Por lo general, un buen destino para una escapada con nuestro peludo debe incluir naturaleza, ya que la mayoría de los animales disfrutan mucho más cuando se encuentran en un entorno de este tipo, dando paseos al aire libre. Aunque los perros domesticados están acostumbrados a vivir en la ciudad, lo más conveniente es seleccionar un destino que permita combinar opciones culturales y de naturaleza, saliendo todos beneficiados.

Asimismo, cabe mencionar que en España cada vez hay más playas que permiten el acceso a los perros para que ellos tampoco dejen de disfrutar de un buen baño. En algunos casos, deberemos respetar las zonas acotadas especialmente para las mascotas, ya que están pensadas para mantener las distancias con el resto de turistas.

Gato
Una persona con su gato. Autor: Andrew Umansky (Unsplash)

3) Alojamientos pet friendly

Hoy en día, es cada vez más habitual encontrar todo tipo de alojamientos –hoteles, apartamentos, casas rurales, etc.– que aceptan animales, así como comercios y restaurantes que permiten el acceso con ellos. No obstante, es recomendable que te asegures de conocer las condiciones de cada establecimiento antes de realizar tu reserva, ya que, mientras algunos permiten a nuestros peludos vagar libremente por las zonas comunes, otros son mucho más restrictivos.

Además, existen hoteles que cobran un suplemento por la estancia de tu mascota y es probable que debas avisar con antelación para que te reserven una habitación adaptada a ti y a tu compañero. En www.toppercan.es podrás encontrar el mejor alojamiento para tu perro tanto en España como en Europa.

4) En el coche, siempre sujeto

Según la DGT, si el perro es de tamaño mediano, lo más conveniente es que lleve un arnés de doble enganche que esté adecuadamente atado con un sistema de unión corto, tanto si se viaja en coche como en autocaravana. Si se trata de uno de pequeño tamaño, puede ir en un transportín colocado en el suelo del vehículo y, si es grande, cabe la posibilidad de instalar una rejilla divisoria en el maletero que lo separe de la cabina para situar en ese espacio un transportín acorde a sus medidas.

También se recomienda hacer pausas cada dos horas para que puedan hacer sus necesidades y se relajen del estrés del viaje. Sin olvidar lo importante que es mantenerles hidratados, especialmente, cuando las temperaturas sean altas, ya que resulta determinante para que lleguen sanos a su destino.

5) Volando con tu mascota: transportín

Cada aerolínea cuenta con su propia política de aceptación de animales y conviene revisarlas con antelación, así como aclarar todas las dudas con la compañía. Entre las que ofrecen mayor flexibilidad para viajar con las mascotas se encuentran Vueling, Air Europa, Iberia y Lufhtansa.

En algunos casos, los perros con peso inferior a 8 kg pueden viajar en la cabina del avión, dentro de un transportín adecuado a su tamaño. Las mascotas que superen este peso viajarán en bodega; por ello, es imprescindible que sus transportines tengan una buena ventilación e incluyan bebederos y comederos en su interior para garantizarles un viaje cómodo y seguro.

Dos perros corren y juegan juntos en el campo. Autor:
Alvan Nee (Unsplash).

6) Sobre raíles

Si te has decantado por el turismo nacional, podrás desplazarte en tren con RENFE. Ahora, los animales viajarán con su propio billete, pero en ningún caso podrán ocupar una plaza o asiento. En los servicios de AVE, Larga Distancia, Avant y Media Distancia Convencional se admiten los perros cuyo peso máximo no exceda de los 10 kg, siempre que lo hagan dentro de un transportín habilitado para contener y retirar residuos y cuyas medidas sean 60x35x35 cm.

Durante todo el trayecto, nuestra mascota deberá permanecer en los pies de su dueño para no perturbar al resto de viajeros. No ocurre lo mismo con los perros guía, adiestradores y agentes de socialización, ya que ellos podrán viajar de forma totalmente gratuita, siempre y cuando lleven la identificación requerida.

7) En barco

Aunque generalmente todas los permiten, las compañías navieras también cuentan con normativas específicas para el traslado de animales. Por ello, lo recomendable es contactar previamente con ellas para asegurar que cumplimos con todos los requisitos en el momento del embarque.

En este tipo de trayectos, lo más común es que los perros viajen en espacios habilitados especialmente para ellos para garantizar las medidas de higiene y seguridad de las propias mascotas.

-Consulta aquí otros reportajes de viajes y mascotas:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*