Puerto de Mogán, bienvenido a la pequeña Venecia canaria

Puerto de Mogán, Gran Canaria
Puerto de Mogán, Gran Canaria

No sé qué me sorprendió más al llegar a este destino situado en la costa suroeste de la isla de Gran Canaria. Si el derroche de color, el aire veneciano o que es toda una lección de cómo construir respetando la esencia canaria y el buen gusto. Puerto de Mogán es un entrañable pueblito marinero de casas populares blancas, recorrido por canales y puentes floreados, que le otorgan un cierto aire italiano; por algo ha sido bautizado con el sobrenombre de la Venecia de Gran Canaria.

Este pintoresco pueblo parece anclado en el tiempo y nada tiene que ver con los núcleos turísticos de altas torres de apartamentos. Al pasear por sus calles estrechas, de casitas de no más de tres pisos, muy blancas y rematadas por cenefas de colores, uno tiene la sensación de transitar por una postal vintage, varada en el tiempo. Puerto de Mogán tiene personalidad y encanto, quizás porque mantiene su estilo a lo largo de todo su casco urbano y también en su puerto. Ambas zonas comparten un aire muy canario, que no se ve perturbado ni ninguneado por ningún tipo de agresión urbanística.

El blanco reluciente de sus paredes sirve de contraste para que los encuadres de sus puertas y ventanas, (pintados de vivos colores), destaquen sobre todo lo demás. Porque Puerto de Mogán es blanco, pero también, muy colorido, ocupando lugar de honor en su paleta cromática: el albero, el azulón y el terracota. A los colores de su arquitectura se suma el de sus macetas y sus buganvillas que convierten este lugar en un auténtico edén marinero. Las flores y los árboles están presentes en cualquier rincón, regalando aroma y buen gusto a los miles de turistas que diariamente lo visitan.

Aunque parece un pueblo histórico en realidad Puerto de Mogán tal y como lo conocemos hoy en día, sólo tiene unas décadas. Fue obra del artista, urbanista y diseñador Rafael Neville. Este malagueño ideó este complejo urbanístico entre 1983 y 1988, convirtiendo a Puerto de Mogán en uno de los enclaves turísticos más visitados de Gran Canaria.

Entre barcos pesqueros y yates

Puerto de Mogán tiene cubiertas las espaldas por una rocosa y oscura colina que llega hasta el mar, mientras que de frente disfruta de las mejores vistas al océano Atlántico. Además cuenta con un pequeño muelle deportivo donde los barcos de pesca se entremezclan con los yates y las embarcaciones de recreo. Los fondos de su costa se conocen por ser uno de los mejores de Gran Canaria, como bien saben los buceadores, que se acercan a sus costas en busca de las mejores experiencias submarinas.

Aquí no hace falta mapa, sólo ganas de dejarse llevar por el ritmo canario, tranquilo y amable. El pueblo invita a vagabundear entre sus pintorescas callejuelas arracimadas que concluyen en una marina repleta de restaurantes, bares, heladerías y tiendas de souvenirs.

Puerto de Mogán ha sufrido en los últimos tiempos un gran cambio, pues su playa natural ha sido sustituida por una playa artificial construida con arena del Sahara, que resulta más práctica para descansar y tomar el sol.

Además de sus encantos estéticos, Puerto de Mogán presume de ser la localidad con mejor climatología de Gran Canaria. Y debe ser cierto pues acredita estadísticas con medias de 330 días de sol al año y de 22º grados, sin apenas lluvias.

Aunque cualquier día es bueno para descubrir Puerto de Mogán, te recomendamos que te acerques los lunes ya que montan un mercadillo artesanal de 9 a 2h de la tarde que se instala en la Plaza del Parking y que supone un atractivo extra para esta bella villa marinera.

Y a la hora de comer, estamos en un puerto de pescadores, con lo que sería un pecado no aprovechar la frescura de sus pescados que saltan directamente de la barca a la mesa.

¿Dónde alojarte? Te recomendamos el hotel Cordial Mogán Playa (a unos 1.5 km de Puerto de Mogán). Un resort con alma de jardín botánico que está construido como si fuera un típico pueblito canario con exuberante vegetación.

2 Comentarios

  1. El Puertito de Mogán es una maravilla.su pequeña playita es acogedora.El Pueblo es muy tranquilo y su gente encantadora.El.Hotel Cordial es una maravilla.Buena dirección.
    buen servicio y calidad.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*