Parque de Isimangaliso, el edén está en Sudáfrica

Parque del Humedal de Isimangaliso
Un hipopótamo pasea entre flamencos y otras aves en Isimangaliso. Autor: Turismo de Sudáfrica.

Isimangaliso: existe un lugar en Sudáfrica donde los visitantes pueden experimentar tanto la vida silvestre en la tierra como la vida marina en alta mar. Situado en KwaZulu Natal, el Parque del Humedal de Isimangaliso es la tercera área protegida más grande de Sudáfrica y es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Esta área, que abarca casi 240.000 hectáreas, incluye cinco ecosistemas interrelacionados, todos ellos repletos de vida.

Isimangaliso significa Milagro

El Parque del Humedal de iSimangaliso, cuyo nombre se traduce como «Milagro» o «Maravilla», es uno de los humedales naturales y sitios costeros más destacados de África.

Incluye una amplia gama de ambientes marinos, costeros, estuarios y terrestres en estado virgen que son de una belleza paisajística espectacular.

Estos incluyen arrecifes de coral, largas playas de arena, dunas costeras, sistemas lacustres, pantanos y extensos humedales de juncos y papiros. Proporcionan un hábitat de gran importancia para una amplia gama de especies procedentes de los mares, los humedales y las sabanas de África.

Los Cinco grandes mamíferos

En cuanto a la fauna terrestre, el Parque del Humedal de Isimangaliso acoge a muchos mamíferos, entre ellos los Cinco Grandes. Es uno de los refugios más importantes para la población de rinocerontes del país. Tanto rinocerontes blancos como negros disfrutan de un hábitat ideal.

Pero hay más allá de la tierra, en el mar, el Parque del Humedal de Isimangaliso comprende más de 220 km (casi el 9%) de la costa de Sudáfrica. En sus aguas se encuentran unas 1.200 especies de peces diferentes, incluidos los celacantos, así como los arrecifes de coral más australes del mundo. Los estuarios del Parque también conservan los manglares más diversos de Sudáfrica.

Cebras en el Parque del Humedal de Isimangaliso.
Cebras en el Parque del Humedal de Isimangaliso. Autor: Turismo de Sudáfrica.

Las opciones para experimentar sus maravillas son muy variadas: cabalgatas, ciclismo, cruceros lacustres, incluso snorkel o buceo en los arrecifes de coral de la bahía de Sodwana o la bahía de Kosi, donde los pescadores de Thonga capturan mújoles y tilapias en las tradicionales trampas heredadas a lo largo de siete siglos de tradición.

Multitud de aves

Siendo un santuario de vida silvestre, un lugar clave para la nidificación de más de 530 especies de aves y un ambiente rico en especies marinas, la conservación y limpieza de plásticos en el Parque del Humedal de iSimangaliso son cruciales, por lo que regularmente se llevan a cabo acciones para proteger las playas y las aguas.

Mono Vervet, Parque del Humedal de iSimangaliso.
Mono Vervet, Parque del Humedal de iSimangaliso. Autor: Turismo de Sudáfrica

Cómo llegar:

El Parque del Humedal de Isimangaliso es de fácil acceso por carretera desde Durban, la ciudad más cercana con un aeropuerto internacional.

Dónde dormir:

Existe una amplia gama de opciones de alojamiento que se adaptan al presupuesto y a las necesidades de todos sus visitantes.

Thonga Beach Lodge: situado en la costa prístina de Maputaland, este lujoso lodge es el lugar ideal para descubrir una de las últimas playas vírgenes de África. Dispone de 12 suites que ofrecen vistas al mar o al bosque.

Makakatana Bay Lodge: este lodge ubicado a orillas del Lago de Santa Lucía dentro de iSimangaliso, ofrece alojamientos amplios con terrazas panorámicas privadas. Este increíble santuario se puede disfrutar en crucero, hacer un safari dentro de la reserva de los Cinco Grandes de Hluhluwe-Imfolozi o un paseo nocturno en coche mirando las estrellas y buscando al leopardo, la hiena, el puercoespín u otros animales nocturnos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*