La Ruta del Atlántico, un viaje por la Irlanda más salvaje (I)

Preciosa vista de la Abadía de Kylemore. Autor: Turismo de Irlanda
Abadía de Kylemore. Autor: Turismo de Irlanda

La Ruta Costera del Atlántico de Irlanda es el itinerario costero definido más largo del mundo, con una extensión de 2.500 kilómetros. Es un recorrido por toda la costa oeste del país, desde Donegal hasta Cork, que atraviesa múltiples playas, espectaculares acantilados o un sinfín de miradores que permiten hacer pausas y disfrutar de increíbles vista hacia el Océano Atlántico. Recorrer la Wild Atlantic Way es vislumbrar la fusión entre la naturaleza abrupta irlandesa y el salvaje Océano Atlántico. Un viaje único e impresionante.

Como para recorrer toda la ruta entera se necesitarían muchos días, desde Solo Queremos Viajar proponemos una versión muy completa que se puede realizar en tres días. Hay vuelos desde diferentes ciudades de España a Dublín con compañías como Aer Lingus, Iberia, British Airways o Ryanair.

Vista del centro de Westport, municipio irlandés situado en el condado de Mayo. Autor: Turismo de Irlanda
Westport, municipio irlandés situado en el condado de Mayo. Autor: Turismo de Irlanda

Westport, uno de los mejores lugares para vivir

Una vez se llega Dublín, capital de Irlanda, se puede alquilar un coche y desplazarse hacia Westport, una pequeña ciudad (algo más de 6.000 habitantes) situada en el condado de Mayo. La ciudad fue votada como uno de los mejores lugares de Irlanda para vivir. Uno de los paseos recomendables es por The Mall, un paseo arbolado con puentes de piedra sobre el río Carrowbeg.

Wesport, rodeada de zonas verdes, ofrece diferentes restaurantes y pubs para disfrutar de la gastronomía y la diversión. Uno de los restaurantes recomendados de comida típica irlandesa es CiansonBridge http://clansonbridgestreet.com Hay varios pubs para disfrutar de una pinta o de música tradicional, como el Matt Molloy’s.

Para hospedarse hay diferentes hoteles con encanto. Uno de ellos es The Wyatt Hotel, en el corazón de Westport. www.wyatthotel.com

Vista de Killary, fiordo en el oeste de Irlanda, en el norte de Connemara. Autor: Turismo de Irlanda
El puerto de Killary es un fiordo ubicado en el oeste de Irlanda, en el norte de Connemara. Autor: Turismo de Irlanda

Rumbo hacia el norte de la región de Connemara se puede disfrutar del fiordo de Killary, un enclave muy bonito similar a los fiordos noruegos.

Abadía de Kylemore

Otra de las visitas recomendadas, cerca del Parque Nacional de Connemara, es la abadía de Kylemore. Fue construida a finales de 1800 por Mitchell Henry MP, un ilustrado “landlord”, gracias a una historia romántica. Eithne O’Halloran, experto en Kylemore, define la iglesia neogótica como “un edificio especialmente conmovedor enclavado en el impresionante paisaje de montaña, un testimonio perpetuo del amor de Mitchell Henry por su esposa, Margaret”.

Hoy en día la abadía pertenece a la orden Benedictina que ha vivido en este lugar desde 1920. https://www.kylemoreabbey.com/

Vista de los jardines de la abadía de Kylemore. Autor: Turismo de Irlanda.
Jardines de la abadía de Kylemore. Autor: Turismo de Irlanda.

La visita a la abadía tiene un precio de 14 euros para los adultos, 10 para estudiantes, 10,50 para jubilados y es gratuita para menores de 10 años.

En una mañana se puede ver todo: abadía, jardines y disfrutar de un buen té o café con los famosos scones, panecillos redondos dulces, que suelen contener en el interior pasas, arándanos o queso. En realidad son de origen escocés, pero son muy populares en toda Irlanda.

Pastoreo de ovejas, la turba…

Otra tradición muy particular de Irlanda, que se puede disfrutar dentro de la Ruta Costera del Atlántico, es el pastoreo de ovejas. En diversas granjas se puede asistir a exhibiciones: perros pastores que dirigen perfectamente a las ovejas obedeciendo las órdenes, mediante silbato, de los pastores irlandeses. Glen Keen Farm es una de las granjas más grandes de Irlanda en la ruta costera del Atlántico.  https://glenkeenfarm.com/ 

También es interesante ver una exhibición de corta de la turba, una ancestral fuente de energía. La región de Connemara está repleta de pantanos de turba. Históricamente Irlanda ha tenido problemas de abastecimiento de carbón, por lo que la turba, una especie de mezcla de tierra y carbón marrón, ha sido un combustible muy utilizado por la población rural en, entre otros lugares, las chimeneas de los hogares.

Condado de Donegal

Siguiendo la ruta hacia el norte llegamos al Condado de Donegal, calificado por National Geographic Traveller como uno de los lugares más cool del planeta en 2017.  Donegal está situado en el noroeste de la isla, aislado por el paisaje agreste, los caminos rurales y la costa. El paisaje es tan salvaje que en esta zona se ha logrado reintroducir con éxito el águila real.

En la zona del muelle de Donegal, donde se puede ver a lugareños practicando remo en canoas o pequeñas embarcaciones de recreo o pesca, se puede degustar comida típica irlandesa en varios restaurantes. Uno de los recomendados es Quay West Restaurant (situado en el lado opuesto del muelle de Donegal), donde se puede disfrutar de excelente pescado y carne. https://www.quaywestdonegal.ie/

(El reportaje sobre la Ruta Costera del Atlántico continuará con la visita a los impresionantes acantilados Slieve League y al faro de Fanad Head, entre otros lugares destacables).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*