Bratislava, la tranquila capital de Eslovaquia

Vista del Castillo de Bratislava. Autor: soloqueremosviajar.com
Castillo de Bratislava. Autor: soloqueremosviajar.com

Bratislava, la capital de Eslovaquia, es un gran destino low cost para un fin de semana, destaca por su belleza, su tranquilidad y situación estratégicamente situada a orillas del Danubio entre Austria y Hungría.

La tranquilidad y el equilibrio definen a esta ciudad. Sorprende ya que estamos acostumbrados a otra velocidad de vida y más si se trata de la capital de un país europeo. Pero aquí parece que todo discurre a una velocidad menor y poco a poco vamos haciéndonos y disfrutando de lo que la ciudad nos ofrece.

Gran oferta cultural

Bratislava ofrece una gran cantidad oferta artística, cultural y educativa. Monumentalmente hablando destacamos la ciudad vieja donde la podemos recorrer a pie paseando y descubriendo comercios y restaurantes con encanto y una gran variedad de edificios del estilo austro-húngaro. Se puede acceder desde diferentes puntos, pero destaca la puerta de San Miguel coronada por una gran torre.

Catedral de San Martín

Destaca la Catedral de San Martín del S XIII, donde se han coronado varios reyes de la dinastía del imperio austro-húngaro. El presbiterio se amplió en el SXIV y más tarde en el SXVIII se remodeló el interior en estilo barroco.

En el S XIX sufrió un incendio y la catedral fue reconstruida recuperando el estilo gótico que hoy le caracteriza. A algunos metros se levanta un memorial judío a las víctimas del nazismo.

Plaza del Ayuntamiento de Bratislava. Autor: soloqueremosviajar.com
Plaza del Ayuntamiento de Bratislava. Autor: soloqueremosviajar.com

Plaza del Ayuntamiento

Otro de los lugares icónicos de la ciudad es la plaza del Ayuntamiento, donde se ubica un conjunto de edificios de diferentes estilos y una fuente dedicada a Maximiliano. Este es un lugar de reunión donde podemos ver gente sentada tomando el sol o un helado en época estival.

Al recorrer el barrio histórico encontramos diferentes estatuas de bronce muy simbólicas de la ciudad. Además también destacas en la ciudad vieja el parlamento, el palacio presidencial o la iglesia de Santa Isabel que destaca por su color azul.

Castillo de Bratislava

En lo alto de la colina encontramos el castillo de Bratislava donde hoy en día se encuentra el Museo Nacional Eslovaco. Este palacio fue hogar de diferentes reyes del imperio austro-húngaro hasta que Napoleón ordenó destruirlo a principios de SXIX, más tarde, a mitad del S XX se reconstruyó en su totalidad.

Desde el castillo podemos observar el puente UFO (Most SNP) Puente de la Insurreción Nacional Eslovaca, de unos 300 metros de largo cruza el Danubio, y podemos obtener unas buenas vistas desde su observatorio.

El río Danubio y Bratislava, capital de Eslovaquia. Autor: soloqueremosviajar.com
El río Danubio y Bratislava. Autor: soloqueremosviajar.com

Río Danubio, alma de la ciudad

Por último no podemos dejar de destacar el maravilloso Danubio, alma de la ciudad, del que podemos disfrutar desde el puerto fluvial de la ciudad y realizar alguna excursión a las afueras de la ciudad como al Castillo de Devin.

Entre finales de Noviembre y mediados de Diciembre en Bratislava, la capital de Eslovaquia, hay ferias navideñas tan típicas de esta zona de Europa con productos típicos, adornos navideños y bailes folklóricos, normalmente acompañados de temperaturas más bajas y nieve que le dan ese encanto tan característico.

Bratislava nos ofrece una escapada corta, con encanto y apta para todos los bolsillos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*